¿Cómo se Hacen los Perfumes?

¿Cómo se Hacen los Perfumes?

Crear un perfume puede parecer muy fácil a primera vista, pero la verdad es un proceso complejo donde se trabajan con medidas muy pequeñas para conseguir la fragancia perfecta.

Si alguna vez te has preguntado cómo se hacen los perfumes, has llegado al lugar indicado porque hoy vamos a detallar su proceso de elaboración.

¿Cuándo se considera  perfume?

En general para que un producto sea considerado perfume, requiere que la concentración sea de 16%, sin embargo las perfumerías suelen mantener la concentración entre 17% y el 20% para mayor calidad, mezclándolas con esencias aromáticas naturales de alta calidad, alcohol y un fijador que garantiza la perdurabilidad del aroma en la piel.

Proceso paso a paso para crear un perfume

Para crear un perfume, los laboratorios deben seguir una serie de pasos, que garanticen la calidad y originalidad de los mismos. A continuación detallamos más sobre el proceso.

1. Familias y notas

El primer paso para crear un perfume es la selección de la familia olfativa que guiará la esencia del perfume. Cada una tiene un carácter y una personalidad distintivos,  entre ellas están:

  • Cítricos.
  • Florales.
  • Orientales.
  • Amaderados.
  • Chipres.
  • Frescos.

También dentro de cada familia, las notas olfativas se organizan en una pirámide que revela la evolución del aroma en el tiempo:

  • Las notas de salida: Como un saludo efímero, nos deleitan durante los primeros 20 minutos.
  • Las notas de corazón: El alma del perfume, se despliegan entre las 20 minutos y las 2 horas, revelando su esencia.
  • Las notas de fondo: Profundas y duraderas, dejan su huella durante 2 a 8 o 10 horas, brindando a la fragancia su sello distintivo.

2. Creando el perfume

Se inicia seleccionando las notas de fondo, eligiendo cuidadosamente aquellas que definirán el carácter del perfume. Luego, se seleccionan las notas de corazón que complementarán y exaltarán las notas de fondo, y finalmente, añaden las notas de salida que darán el toque inicial y vibrante a la fragancia.

La proporción ideal es 40-30-30, una danza armónica que asegura una experiencia olfativa completa y cautivadora.

3. Elementos finales

Para culminar el proceso de elaboración del perfume, la mezcla se diluye en alcohol agua, asimismo se prepara el lienzo donde se plasmará.

Luego, se agrega el aceite esencial deseado, iniciando un proceso de maceración que permite la fusión perfecta de los ingredientes.

Una vez completada la maceración, la fragancia se enfría y filtra, dando paso a un elixir cuidadosamente refinado.

Pero ahí no termina todo,durante todo el proceso, se realizan pruebas olfativas constantes, asegurando que el aroma cumpla con los más altos estándares de calidad y refleje la esencia deseada.


Dejar un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


Otros artículos de interés

Ver todo